La receta del Gluhwein o Vino caliente

Los habitantes del sur de Europa seguramente armarían un escándalo si el vino de su tierra se echara en una cacerola cada invierno para calentar sus gaznates congelados. Pero, afortunadamente, la tradición del vino tinto caliente y azucarado, aromatiza los delicados sabores de la Navidad, el original ‘Glühwein’ alemán debe su éxito al norte de Europa, en regiones donde la gente se congela deliberadamente en los mercados navideños, al aire libre y con los dedos entumidos, pero que vuelven rápidamente a la vida con un buen vaso que humea el dulce perfume del invierno…

Navidad es una época del año en la que Berlín se engalana de forma especial, aunque realmente distinta del periodo veraniego. Ya sea en la popular avenida comercial Kurfürstendamm (Ku´damm), con sus coloridos juegos de luces, como en Alexanderplatz, con las dos norias gigantes que la flanquean a sus lados oeste y sur, el espíritu navideño le confiere a la capital alemana un espíritu bastante auténtico.

glühwein vino caliente

Mercados de Navidad en Alemania: Glühwein y artesanía Los mercados de Navidad (Weihnachtsmarkt) son una tradición lúdica y comercial de largo recorrido en Alemania. Conforman uno de los eventos de referencia para el periodo de Adviento (Advent), que generalmente comprende los últimos días de noviembre y la mayor parte de diciembre, hasta el día de Navidad.

En numerosas ciudades alemanas se realizan estos mercados que sirven de punto de encuentro para amigos, familias y paseantes. Es normal encontrar en ellos puestos de comida y bebidas, así como productos de la artesanía tradicional alemana en madera: las famosas cajas musicales navideñas (Spieluhr) y las igualmente populares pirámides de Navidad (Holz-Pyramide) La bebida estrella es sin duda el Glühwein, un vino caliente que se toma durante este periodo del año en Alemania y otros países de Europa central y del norte.

mercados navidad berlin

Dependiendo de la región las recetas para esta bebida tradicional de invierno varían, algunas tienen brandy, otras vodka. Las especias y saborizantes cambian frecuentemente, pero la mayor parte de las recetas tienen clavo de olor, canela, pasas y almendras. Algunas personas le ponen cerezas secas, otras cáscara de naranja seca o fresca, según el gusto. Todo esto va calentado, pero no hervido, y al final se añade azúcar. La cantidad de azúcar varía según el gusto, hay algunas recetas que lo preparan con miel de abeja o de maple. Algunos lo preparan y lo toman al instante, otros lo añejan.

Estos mercados navideños en Berlín son numerosos y, alguno de ellos, muy concurridos durante todo el periodo prenavideño, de Advent. Algunos de los más famosos son los permanentes, que durante varias semanas ofrecen un ambiente especial y diversos productos a los visitantes. Otros solamente tienen lugar durante un día o fin de semana.

Es posible encontrar uno de los más grandes justo en el centro de Alexanderplatz. Otro con mucha tradición es el situado en la avenida Unter den Linden, frente al edificio central de la Universidad Humboldt. Marchando hacia el oeste de la ciudad, encontramos uno de los Weihnachtsmarkt más visitados y valorados por los berlineses, el que se organiza justo en la explanada frente a la entrada del Castillo de Charlottenburg.

Un poco más al sur, en la zona de Zoologisches Garten, al pie de la Iglesia del Recuerdo (Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche), encontramos otro de los clásicos. En este mercado, además de poder degustar las tradicionales tortas fritas de patata, encontramos un original árbol de Navidad mecánico y metálico con espectáculos de fuego.

kaiser-wilhelm-gedächtniski

Parque de atracciones navideño en Berlín Si después de las compras y de beber un par de tazas de Glühwein el cuerpo sigue con gana de marcha, un lugar de interés puede ser el parque de atracciones de feria situado al sur de Alexanderplatz durante el periodo navideño, a las espaldas del centro comercial Alexa, en el cruce entre las calles Alexanderstrasse y Voltairestrasse. Si todavía no han encontrado nada interesante para los regalos de Navidad, ya saben, los mercados navideños pueden ser una buena opción.

Receta tradicional:

Esta tradición se remonta a muchos años atrás, y la forma de preparar la bebida tuvo su nacimiento en la época romana y griega, donde se le agregaban al vino distintas especias u otros aditamentos, y era servido a diferentes temperaturas. Comenzó a hacerse muy popular en la Edad Media, y su modo de elaboración fue evolucionando con el correr del tiempo, e inclusive hoy en día, acorde al lugar donde se prepare, las recetas poseen algunas diferencias entre sí.
Pero de todos modos, podríamos decir que en líneas muy generales, la receta del Glühwein, es la siguiente:

Ingredientes:
1 botella de vino tinto
4 clavos de olor
80 grs de azúcar negra
2 hojas de laurel
2 ramas de canela
1 pizca de jengibre
1 ralladura de cáscara de naranja seca
2 estrellas de anís

gluhwein preparacion

Preparación:
En una olla colocar una pequeña cantidad del vino, sólo para cubrir el fondo.
Una vez prendido el fuego, agregar los clavos de olor, las hojas de laurel, las ramas de canela, el jengibre, y las estrellas de anís (aunque se puede prescindir si no agrada el gusto).
Añadimos la mitad del azúcar y removemos durante al menos 5 minutos.
Pasamos a incorporar la ralladura de naranja, la parte que queda del azúcar y todo del vino restante.
Seguimos mezclando, siempre a fuego medio sin hervir, durante al menos otros 30 minutos.
Recalcamos que no debe hervir nunca la mezcla.
Una vez han pasado los 30 minutos pasamos a colar todo el contenido de la olla.
Ya podemos servirlo caliente en vasos o tazas.